Saltar al contenido
Mac Ilusión
4 noviembre, 2019

mantitas de bebe entretiempo mac ilusion

Cada vez son más las familias que optan por el mes de septiembre para tomarse unos días de descanso, aprovechando el buen tiempo y la menor afluencia de gente, en destinos vacacionales de sol, playa y piscina. Y más cuando se tiene un bebé. Lo que apetece es ir a un lugar tranquilo y descansa todos juntos. Se busca el buen tiempo y lo mínimos contratiempos.

No obstante, como padres no podemos olvidar que, incluso en los lugares cálidos y de costa, por la noche suele refrescar. Por eso es importante llevar mantitas de bebé para verano. De esta forma, no nos privaremos de un refrescante paseo disfrutando de la brisa marina, con la seguridad de que nuestra criatura va a estar en todo momento bien resguardada en su cochecito o en nuestros brazos. Sin peligro de que pueda coger frío y acatarrarse.

Los diversos usos de una mantita para tu bebé

Una mantita es un elemento muy útil y versátil. Aunque su uso principal es cubrir y abrigar al bebé durante el paseo o cuando está durmiendo, sus posibilidades de uso no terminan aquí:

  • Podemos usarlas como mantita de juego en el suelo o césped.
  • Protegerle del sol o de la picadura de insecto, algo especialmente importante en verano.
  • Para apoyar el cuerpo o la cabeza y que esté más cómodo y seguro al tumbarse.

5 claves para escoger la mejor

Teniendo en cuenta sus diversos usos, a continuación te vamos a dar 5 consejos para que aciertes con la mantita para tu bebé.

  1. Ante todo, la mantita debe ser muy suave, para que no le ocasione ninguna molestia.
  2. A nivel de materiales, lo más aconsejables son: algodón, bambú, Dralon X, lana o polyester de alta calidad.
  3. La mantita debe ser muy flexible para que se pueda adaptar a las distintas posturas del niño o niña.
  4. Otra buena recomendación es elegir opciones que te permitan distintos grados de abrigo, para que puedas usarlas en distintas épocas del año y temperaturas.
  5. Elige un diseño bonito y, a poder ser personalizado, ya que al final una mantita, como lo todo lo relacionado con tu bebé, puede ser un recuerdo para toda la vida.

-No te pierdas: Guía definitiva de productos para un recién nacido-

Muselinas, arrullo y toquillas: opciones que debes considerar

Además de la manta más o menos típica, que puede ser de distintos tamaños, materiales y diseños, existen diferentes variantes que te pueden resultar muy prácticas:

Muselinas

Las muselinas para el bebé son gasas grandes, confeccionadas con tela de lana abierta, normalmente de algodón o bambú, que se caracterizan por ser muy ligeras y transpirables. Esto las hace ideales para el verano.

Son muy suaves y sirven para todo: desde mantita clásica para protegerle del frío y otras inclemencias, como el sol, la contaminación o los insectos, como para arrullar al bebé.

Si las quieres usar como arrullo del recién nacido tendrás que elegir una de tamaño más grande, las de 120×120 son perfectas.

Las muselinas son como un navaja suiza multiusos. La puedes utilizar de cambiador improvisado, mantita de juegos, como toalla, fular, a modo de pañuelo para limpia al bebé… y hasta de pare en la playa o piscina.

-Quizá te interese: ¿por qué el tricot es la mejor opción para los días de calor para tu bebé?-

Arrullos

Los arrullos están pensados para abrazar (arrullar) a tu bebé. La sensación de sostener al bebé en brazos y envolverle con todo tu cariño, protegiéndolo al máximo es maravillosa. Y sirve para establecer una conexión entre la madre (o el padre) y su bebé muy potente y fabulosa.

Existen diversos tipos de arrullos:

  • Capas de baño, fabricadas de felpa de algodón y casi siempre con un bolsillo para utilizarlo de capucha. La idea es que puedas secar a tu bebé con todo tu cariño, y que no coja nada de frío, al salir del baño, que en verano muchas veces será en la piscina o la playa.
  • Arrullos pequeños. Tienen una medida de 80×80 más o menos y son muy útiles para abrigar y sostener al bebé mientras realiza otras actividades distintas al baño: mientras come, juega o, simplemente, está despierto a tu lado.

Toquillas

La toquilla es otra alternativa. Se trata de una tela pequeña, cuadrada y normalmente confeccionado en algodón muy suave, ya que lo que se busca es dotar al bebé de una sensación los más placentera y cálida posible.

Con una toquilla, el bebé estará muy abrigado y a gusto durante sus primeros meses de vida y también se puede usar como babero, para limpiarle la carita o como parasol cuando está en el cochecito.

Es un artículo muy sencillo, pero al que el bebé se acostumbra y le coge mucho cariño y que se acaba volviendo imprescindible en las primeras etapas de vida de la criatura.

En Mac Ilusión cuidamos las mantitas, toquillas, arrullos y muselinas con el mismo mimo que el resto de prendas y complementos del bebé. Buscando siempre la máxima calidad y los diseños más especiales, usando para ello los materiales con los que el bebé se sienta más cómodo y seguro.

error: